La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) colocó sellos de suspensión a las aerolíneas Volaris y Viva Aerobús en el cobro de equipaje de mano en los puertos de San Luis Potosí y Puerto Vallarta, tras haber anunciado que a pesar de tener una tarifa baja no era procedente el cobro mencionado.

 

Después de que la Profeco exhortó a las aerolíneas a detener el cobro indebido por el equipaje de mano por considerarse como una “práctica abusiva” y ante los reclamos de algunos consumidores, el organismo público procedió a llevar a cabo las acciones legales.

 

La Profeco precisó que la medida precautoria impuesta no suspende la comercialización de boletos, con el objetivo de evitar afectaciones a los consumidores.

 

Asimismo, informó que, tras el llamado de la Profeco, Aeroméxico reconsideró la propuesta por lo que incluirá, sin cargo extra, el equipaje de mano de hasta 10 kilogramos en su tarifa más económica.

 

La Profeco recordó que el artículo 47 Bis, fracción IX, tercer párrafo de la Ley de Aviación Civil, establece que el pasajero podrá llevar en cabina hasta dos piezas de equipaje de mano, cuyas dimensiones serán de hasta 55 centímetros de largo por 40 centímetros de ancho por 25 centímetros de alto, y el peso de ambas no deberá exceder los diez kilogramos, señaló el Diario 24 Horas.